QUÉ SON LOS SUBTÍTULOS

El subtítulo es un soporte esencial para la comprensión de un mensaje audiovisual. Se distinguen en primer lugar entre intralingüísticos e interlingüísticos, es decir, si la lengua original y la del subtítulo coinciden o no. Por ejemplo, español>español en el primer caso o español>inglés en el segundo.

Al contrario de lo que se pueda pensar, la subtitulación no es la exacta transposición de un texto hablado, sino el producto de una bien articulada obra de adaptación del mismo a un código escrito que tenga en cuenta los numerosos parámetros tales como los límites de espacio (número de líneas y caracteres predefinidos), el ritmo del hablado (pausas, fases provocadas…) el registro del autor (culto, popular, dialectos, slang…), etc. Las eventuales modificaciones sintácticas, de léxico y los oportunos cortes, allí donde fueran necesarios, distinguen un subtítulo de calidad de uno pésimo. En el caso de los subtítulos para sordos este proceso resulta aún más cuidadoso, así como para las películas infantiles (dibujos animados, por ejemplo).

Scripta manent es el lema de un buen subtitulador. Un texto escrito, de hecho, tiene un impacto mayor respecto a una palabra pronunciada (claro ejemplo son las palabras malsonantes). El subtitulador deberá por tanto mediar y tener cuenta el conjunto de estos elementos, sin que por ello se altere el mensaje original del autor.

INTERTITULA se define por la alta calidad de sus subtítulos, a través de sus cuidadas elecciones léxicas, una estructura morfosintáctica conveniente y por el esmero en la tan vituperada puntuación, de manifiesta importancia para la comprensión de un texto escrito, algo que muchos consideran un accesorio gramatical menor.

2015-11-16
.